Nuestra receta de hoy es… una ensalada diferente!
¡Un timbal de verduras!
¡Un festival de sabor!
¡Receta sanísima, ligera y riquísima!

Receta seleccionada entre las propuestas para el concurso “Tu receta saludable” de Zagros Sports

 

INGREDIENTES

2 berenjenas
1 pimiento rojo
6 pimientos pequeños dulces amarillos, verdes y rojos
3 tomates
1 cebolla morada
1 diente de ajo
Aceitunas sin hueso (unos 100 gr.; se pueden mezclar verdes y negras)
Alcaparras al vinagre (1 ó 2 cucharas)
Vinagre (2 ó 3 cucharadas; si gusta más suave, poned de manzana).
1 cucharadita de miel, o unas gotas de edulcorante
1 rama de apio
Perejil
Sal y pimienta
Aceite de oliva virgen extra (unas cuatro cucharadas)

 

PREPARACIÓN

Se lavan las berenjenas y se quitan el sombrero o tallo superior. Se trocean en dados (con la piel), dejándola con una cucharada de sal en un escurridor. Se deja reposar unos 30 minutos para que suelten parte de su agua y que no queden tan amarga.
Se pasan los trozos de berenjena por agua fría y los escurrimos con papel absorbente.
El resto de verduras se lavan y pican en dados más o menos iguales. También se pueden trocear las aceitunas (en dos o cuatro trozos).
En una cazuela echamos un pelín de aceite de oliva virgen extra, y cuando empieza a calentar se añade la cebolla y el apio y se rehogan a fuego lento, removiendo de vez en cuando, hasta que estén blandos pero no dorados (aproximadamente 5 minutos).
Ahora echamos los pimientos y se sigue rehogando y removiendo. (Consejo: tapad la sartén, para que aunque hayamos echado poco aceite, no se sequen y se quemen las verduras, y siempre a fuego bajito)
Al cabo de otros 5 minutos se añaden los trozos de berenjena con una pizca de sal y el ajo, posteriormente el tomate, las aceitunas y las alcaparras.
Por último mezclamos en un vasito la miel o edulcorante con el vinagre, y lo vertemos por encima.
Con esta “salsa” se tapa y se deja cocer 15 minutos. Se prueba y se rectifica si hace falta. Se añade el perejil y se deja cocer unos 5 minutos más.

 

Y ya tenemos nuestra “Caponata Siciliana”, se puede comer tanto en frío como en caliente, y tanto de guarnición como de plato principal, siempre, acompañado da alguna fuente de proteínas, para completar tu comida!

 

¡A DISFRUTAR!