¡Buenos días por la mañana!

Pero ¿cómo no van a ser buenos, si los empezáis incluyendo en vuestro desayuno este “super smoothie”?
Vamos activar nuestro cuerpo con una bomba de energía y nutrientes… y sin un sólo aditivo!

Uno de nuestros principales cambios de hábito para vernos y sentirnos mejor, va a ser sacar el azúcar de nuestras vidas!Un puñado de calorías vacías que sólo nos ayuda a desestabilizar nuestros niveles de glucosa en sangre y favorece que acumulemos grasita…sin aportarnos nutrientes.

¿Nos podremos endulzar la vida de otra manera?

A mí se me ha ocurrido añadirle dátiles a este smoothie…. a ver a ti que te parece!

Y también conocemos en este batido una alternativa a los lácteos, a muchos de nosotros se nos hacen pesados, nos dan gases, tenemos cierta intolerancia…

¿Que tal una leche de almendras 100% natural y facilísima?

(La receta de la leche de almendras…. en nuestro próximo post!. Estad atentos…. es facilíiisima!)

 

INGREDIENTES:

-1/2 manzana (con su piel)
-4 dátiles naturales ( en rama)
-1/2 vaso de leche de almendras casera (esta receta también la podemos subir)
-1/2 vaso de té verde sabor limón
-hielito picado (opcional)

 

PASOS:

(Lo más difícil de esta receta es…. que tendrás que tener el té  y la leche de almendras preparados y fresquitos para que el smoothie te quede refrescante refrescante.)
  • Vamos a trocear la manzana y los dátiles, sacándoles el hueso.
  • Echar todos los ingredientes en la batidora, incluso los hielos(yo lo compro ya picado, o en bolsitas rellenables, que salen hielitos no tan “grandotes” como los de cubitera, y así se pican mucho mejor)
  • Ahora solo es batir bien y….. ¡Servir bien frío!

 

Y….¡QUE VIVA EL DULZOR NATURAL!

 

¡CONOCE LO QUE COMES!

 

MANZANA: una estupenda forma de incorporar fruta en la alimentación. Como toda fruta, su principal característica es su elevado contenido en agua, un 85% por lo que nos resulta muy refrescante. También destaca tanto por su contenido potasio y en fibra insoluble (la piel de la manzana), que ayuda a regular el tránsito intestinal. Además, la manzana es, una de las frutas más ricas en taninos, sustancias con propiedades astringentes y antiinflamatorias.
DÁTILES: al tratarse de una fruta desecada a la que se la ha sometido a un proceso de deshidratación, la concentración de nutrientes en una pequeña cantidad es realmente muy alta, es lo que llamamos en nutrición, un alimento con alta densidad energética.
Al tratarse de frutas su contenido en fibra soluble e insoluble es muy alto por lo que resultas productos muy interesantes para prevenir el estreñimiento. También son una excelente fuente de potasio (necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, la contracción muscular y para la regulación hídrica celular), calcio, magnesio, hierro y provitamina A (beta-caroteno). El beta-caroteno tiene la característica de transformarse en Vitamina A, esencial para la visión, un buen funcionamiento del sistema inmune y es un potente antioxidante.
ALMENDRAS: como todo fruto seco, la característica principal es su elevado contenido en grasas, sobre todo insaturadas (ayudan a en la prevención de padecer enfermedades cardiovasculares). También tienen una buena proporción de proteínas con una buena proporción de aminoácidos esenciales y en menor cantidad hidratos de carbono. En comparación con el resto de los frutos secos, su contenido en fibra es superior y los minerales que más destacan son hierro, fósforo, magnesio, potasio, zinc, y de forma destacada, el calcio. Las vitaminas que más se destacan en este fruto secos son las del grupo B (entre ellas el ácido fólico) y la Vitamina E, potente antioxidante.
(Elige siempre frutos secos crudos o tostados, no fritos)
TE VERDE: El té se prepara a partir de las hojas y brotes tiernos de la planta. Una vez recolectados, el proceso que experimentan es distinto en función del tipo de té que se desea obtener. En el caso del té verde, justo después de la cosecha se secan las hojas, se enrollan y se aplica calor, con el fin de evitar el proceso de oxidación.
Una de sus principales características es los antioxidantes que nos proporciona. Son los llamados flavonoides. También puede tener otros efectos beneficiosos como facilitar procesos digestivos, aliviar la retención de líquidos o cuidar nuestra hidratación, sobre todo en invierno cuando nos cuesta más tomar agua.