Tarta de queso

¡La clásica tarta de queso que “chifla” a todo el mundo!

Es muy muy fácil de hacer y sólo tienes que saber escoger los ingredientes para quitarle un montón de calorías y quedarte con una tarta ligera, proteica y llena de nutrientes.

INGREDIENTES

400g de queso de untar light
400g de queso batido desnatado
200g de galletas integrales sin azúcar
11 láminas de gelatina neutra
Mermelada sin azúcar o fresas
Edulcorante líquido
Agua

 

PREPARACIÓN

Lo primero será preparar la base, tendremos que triturar las galletas hasta hacerlas polvo y luego CON MUCHO CUIDADO, ir echando un “hilito” de agua, y removiendo hasta que consigamos una masa muy seca (ojo porque es muy fácil pasarse y si queda muy húmeda no tendrá consistencia). Extiende con paciencia la masa por toda la base del molde hasta que esté completamente cubierta y sin agujeros.

Ahora preparamos la crema:

Mezcla los dos tipos de queso y edulcóralo a tu gusto. Bátelo hasta que estén bien ligados. Por otro lado hidrata en un plato con agua las láminas de gelatina (durante 3-4 minutos). Mientras, en un vaso calienta un dedito de agua (bien caliente). En cuanto las láminas estén blanditas échalas una a una en el agua caliente y removiendo sin parar hasta que consigas tu gelatina líquida homogénea. Vierte la gelatina sobre la crema de queso y mézclalo todo bien. Vierte ahora toda la crema sobre el molde de la tarta y llévalo al frigo por unas 2 horas. ¡Tu tarta ya está cuajada y…. con una pinta increíble! Ahora cúbrela con mermelada o con trocitos de fresa y….

¡DISFRUTA DEL CAPRICHAZO SIN NINGUNA CULPA!