En el post anterior sobre el VO2máx hablamos de su significado e importancia para el entrenamiento. Ahora vamos a tratar de explicar como se obtiene este valor y exponer algunos de los tests de campo más populares, que nos permitirán obtener una estimación aproximada del VO2máx.
La manera exacta de calcular el VO2máx es la realización de una prueba de esfuerzo con ergoespirómetro. Además esta prueba de esfuerzo debe hacerse, siempre que sea posible, en el medio más usual para el deportista, ya que si, por ejemplo, a un ciclista le hacemos la prueba de esfuerzo en un tápiz rodante, el resultado de su VO2máx será inferior al que obtendría en un cicloergómetro. Es el método que más información nos reportara, y es el más indicado para deportistas entrenados o patologías cardiorespiratorias.

Para personas no entrenadas o sedentarias recomendaría siempre el uso del cicloergómetro frente al tapiz rodante, porque este último requiere un tiempo de aprendizaje alto, lo que podría hacer que la persona se cansará antes por el sobreesfuerzo de coordinación y equilibrio, que no tendría si caminara fuera del tapiz. El problema que nos puede ocurrir con el cicloergometro es que personas con bajo nivel de fuerza en el tren inferior, agoten la musculatura de sus piernas antes de conseguir la medición de su consumo máximo de oxígeno (VO2máx).

La prueba de esfuerzo con ergoespirómetro es el método exacto de medición, pero puede ocurrir que no disponga de ese equipo o que no queramos someter a la persona al estrés de un esfuerzo máximo. Para estos casos existen las pruebas de determinación indirecta del VO2máx, que aunque nos dan un resultado aproximado, nos sirven para encuadrar el programa de entrenamiento. Además, si valoramos cada cierto período de tiempo con la misma prueba, también podemos ver la mejora obtenida al comparar dos pruebas iguales en diferentes períodos de tiempo.
Existen numerosos métodos indirectos, y aquí vamos a referirnos a 3 de los más populares, aunque animo a cualquiera que lea el blog a sugerir cualquier otro test de los muchos que existen.

Test de Rockport
Este test es recomendado en personas con baja condición física, en las que no es factible realizar otros test más exigentes o presentan alguna lesión que les impide correr, ya que este test solo se puede realizar caminando.
Para realizar este test deberemos recorrer una distacia de 1609 m. (1 milla) andando (4 vueltas completas a la pista de atletismo +9 metros). Al finalizar el recorrido anotaremos el tiempo empleado y las pulsaciones por minuto. Después se introducen estos y otros datos (edad, peso, sexo) en la siguiente fórmula para obtener el consumo máximo de oxígeno:
 
VO2máx= 132,6 – (0,17 x PC) – (0,39 x EDAD) +(6,31 x S) – (3,27 x T)-(0,156 x FC)
FC = Frecuencia cardíaca
PC = Peso corporal (kg)
S = Sexo (0 para las mujeres,1 para varones).
T = Tiempo (segundos)

 

Test de Cooper
Fue diseñado en 1968 por el Dr. Kenneth H. Cooper para el ejército de los EE. UU, pero con el tiempo el Test de Cooper se hizo más conocido y se convirtió en uno de los más populares en todo el mundo.
La ejecución es sencilla, ya que consiste en correr la máxima distancia posible durante 12 minutos. Es importante señalar que es un test que puede resultar duro, con lo que no es indicado para personas sedentarias o con baja condición física. Hay que intentar llevar un ritmo uniforme durante toda la prueba.
Una vez obtenidos los resultados se introducirían en la siguiente fórmula para obtener el consumo máximo de oxígeno:

VO2máx= (Distancia Recorrida – 504,0941662) / 44’78265098

Siguiendo este enlace podrás valorar tus resultados según tu edad y sexo.

 

Test Course-Navette
Este test fue desarrollado por Luc Leger en 1981, y cuenta con una muy buena correlación con respecto a una prueba de esfuerzo con ergoespirómetro (r=0,84), siendo su fiabilidad mayor en adultos (r=0,97), que en niños (r=0,80). Gran parte del público lo conoce como “el test de los pitidos”.

Para realizarlo necesitamos un espacio de 20 mts. y un equipo de sonido. La prueba consiste en recorrer 20 mts. y volver al otro lado, al ritmo marcado por unos pitidos previamente grabados, y se concluirá en el momento en que la persona no pueda más, o sea incapaz de llegar al otro lado al ritmo que marcan los pitidos. La prueba empieza a 8 km/h, y se incrementa a 9 km/h en el primer minuto. A partir de aquí se incrementará la velocidad en 0,5 km/h cada minuto. Se recoge la última velocidad alcanzada y se introduce en la siguiente fórmula que nos dará el VO2máx (consumo máximo de oxígeno):

VO2máx= 31,025 + (3,238 x V) – (3,248 x Edad) + (0,1536 x V x Edad)

 

Para los adultos mayores de 18 años la edad se considera siempre igual a 18. Me gustaría señalar, que aunque el test pueda parecer fácil en su inicio, hay muy poca gente que sea capaz de llegar hasta el final de la grabación.

En este enlace podéis descargaros el audio para la realización del test Course-Navette. http://www.limelinx.com/files/799d54765f532816f34423a7a9dca958

Y nada más por esta vez. No dudeis en mandar vuestros comentarios si tenéis alguna duda sobre estos conceptos. El próximo artículo tratará sobre los METs como medida de intensidad del ejercicio.

Un saludo