¡Buenas tardes receteros!
Hoy llegamos con un tip que sé que a muchos os interesa, bueno, más que un tip:

10 tips para reducir el consumo calórico diario.

 

Uno de los problemas más habituales cuando creemos que estamos comiendo sano, pero que no perdemos peso, es que… aún así, estamos teniendo “fallos” sin darnos cuenta…
Nuestro metabolismo basal (el gasto calórico diario que hace nuestro cuerpo en reposo) ronda entre unas 1000 y 1400 calorías en mujeres (de edad y condiciones “medias”) y entre 1600 y 1800 el de un hombre de esas características.
Para que os hagáis una idea, una galleta ya tiene 40 kcal, una onza de chocolate, alrededor de 50, una lata de coca cola tiene cerca de 200, una cucharada de aceite son 90 kcal…
Y ni si quiera hemos nombrado grandes platos, ni grandes dulces, sólamente…. “aderezos”
Cuanto más procesados son los productos, más añadidos nocivos y calóricos, por ello, en nuestros inicios, os hablamos de la Paleo Dieta, cuando nuestros antepasados comían en su mayoría verduras, carnes y pescados…. difícilmente podían añadir calorías innecesarias, pero a día de hoy, si lo hacemos.

 

EMPIEZA POR CUIDAR ESTOS PUNTOS:

  1. Adereza tus platos con salsas de verduras naturales, sin sofreír, y especias: tomate triturado, mayonesa de coliflorhummus, pimientos asados triturados, ajo, pimienta negra, cúrcuma, curry…
  2. Saca el azúcar de tu dieta. Es un alimento que no aporta NADA más que calorías, y ningún nutriente. Esa cucharadita de azúcar en el café…. sólo hace que “engordar” tu dieta. Usa sirope de ágave, estevia…
  3. Evita los zumos, incluso los naturales: tómate una naranja, de esa forma estarás tomando el azúcar, y la fibra de esa naranja. Sin embargo en zumo, no consumirás su pulpa, y probablemente eches 2 o 3 naranjas para un vasito… por lo cual, tomas el azúcar de 2 o 3 naranjas.
  4. Deja de usar el aceite para cocinar. Cómprate una buena sartén antiadherente o plancha, cocina al horno, al vapor…. y usa una cucharadita de aceite de oliva crudo para las ensaladas, no más.
  5. Llena tus platos de verduras y hortalizas. Estos vegetales son bajísimos en calorías, y te saciarán. Es mucho mejor que tomes una GRAN ensalada, que una pequeña ensalada y luego un postre. Puedes aficionarte a postres como nuestro mojito de pepino… te sorprenderá!
  6. La “necesidad” del postre, quizás la opción más fácil y que casi no aportará calorías a tu comida, será un yogurt desnatado (40kcal).
  7. Elije carnes magras, frente a carnes grasas (pueden tener hasta el doble de calorías). Y pescados blancos con más frecuencia que azules (1 o 2 veces en semana)
  8. Acostúmbrate a comer sin pan (otro alimento que aporta pocos nutrientes, y muchas calorías)
  9. Bebe mucha agua: a veces es sed…. y lo interpretamos como hambre.
  10. Mira las etiquetas de lo que compras, evita los productos que tengan como ingredientes: azúcar, jarabe de glucosa, almidones, grasas vegetales, de palma, mantecas…
Empieza por aquí…..

y síguenos para ir aprendiendo cada día más!

Y…. UN MOMENTO!

ESTAMOS SORTEANDO UNA DIETA PERSONALIZADA, EN MANOS DE NUESTRA NUTRICIONISTA, TE HARÁ UNA VALORACIÓN Y LA CONFECCIONARÁ EN BASE A TUS OBJETIVOS Y NECESIDADES!

SÓLO TIENES QUE COMENTAR EN :
NUESTRO SORTEO DE FACEBOOK

 

CONTACTA CON NUESTRO GABINETE DE NUTRICIÓN: